Año 3, N°94, Viernes 11 de noviembre de 2005
InicioPortadaPublicidad¿Quiénes somos?
Pese a sus adquisiciones de armas, Chile aparece en desventaja ante Perú
¿Dispara usted o disparo yo?
(Por Quintín Oyarzo)Aunque un escenario de guerra entre ambos países aparece afortunadamente como una posibilidad más lejana que hace una semana, el siguiente reportaje revisa los equilibrios de poder bélico entre Lima y Santiago. El resultado es preocupante.


Casi como un beneficio inesperado, la rápida judicialización del caso Fujimori en Chile liberó mucho del vapor acumulado en la olla a presión que bullía entre Lima y Santiago.

La semana anterior, luego de que el congreso peruano aprobara la ley que modifica unilateralmente los límites marítimos entre ambos países -reclamando 35 mil kilómetros cuadrados que Chile considera propios- hubo quienes aportaron leña a esta hoguera bilateral.

El sábado 5, por ejemplo, el vicepresidente peruano, David Waisman, afirmaba al diario limeño Perú 21: "Reconozco que hay una diferencia enorme con el potencial bélico que tiene Chile (&) Yo confío en las fuerzas armadas peruanas; sabrán cómo enfrentar a un enemigo con mayor capacidad bélica (&) Si ellos quieren aventurarse, que se jueguen la aventura y allí nos encontrarán".

Mientras tanto, las portadas de la prensa limeña mostraban modernos misiles supuestamente comprados por Chile y en nuestro país había generosos rumores sobre desplazamientos militares hacia el norte o llamados a reservistas.

La olla estuvo a punto de hervir, pero Fujimori -quien llegando a Chile llevó al límite el punto de ebullición del conflicto- terminó ayudando a poner paños fríos al conflicto. Pero sólo por ahora, porque no pueden descartarse incidentes que vuelvan a acrecentar la temperatura fronteriza, en una zona en la que no debe olvidarse el factor latente de la reivindicación marítima boliviana.

Grandes preguntas, entonces: ¿qué pasaría si la resolución de este conflicto incluyera un escenario bélico? ¿Es cierto, como dicen en Perú, que Chile está mejor preparado para una eventual -y nunca bienvenida- guerra contra el Perú?

Compras aceleradas

Aunque el ministro de Defensa chileno, Jaime Ravinet, ha asegurado que las fuerzas armadas "están preparadas" para un eventual conflicto, casi el total de las adquisiones militares hechas para renovar el material bélico de nuestro país tiene entrega pendiente, de modo que nuestra actual capacidad disuasiva es más débil.

Según distintos antecedentes recabados por El Periodista, junto con dar curso a la nueva ley, el presidente peruano, Alejandro Toledo, aceleró los trámites para adquirir dos fragatas misileras a Italia -previsto con anterioridad-, sin contar otras dos unidades nuevas ya atracadas en El Callao.

A ello se suma equipamiento bélico de buen nivel adquirido en Rusia y Francia, todo lo cual parece restar valor a los recientes dichos del congresista peruano Javier Diez Canseco, líder y candidato presidencial del Partido Democrático Descentralista (PDD), quien en Santiago acusó al ex Presidente Fujimori de haber adquirido "pura chatarra".

Respecto de las nuevas fragatas, el pasado domingo 6, los ministerios de Economía y Defensa del Perú autorizaron una transferencia inicial de 15 millones de dólares a la Marina de Guerra, para suscribir un contrato de adquisición de dos nuevas misileras del tipo "Lupo" a una empresa italiana y documentar el crédito requerido en el Banco de la Nación de Perú, por el doble de ese monto.

Las misileras, cuyos nombres originales eran "Perseo" y "Sagitario", complementarán a los navíos "Palacios" y "Aguirre", incorporados este año por Perú, país que cuenta además con otras cuatro fragatas Lupo, seis corbetas lanzamisiles, un destructor y un crucero, además de un grupo de patrulleras y lanchas misileras.

En el caso del Buque de la Armada Peruana (BAP) "Aguirre", consta de siete cubiertas y una tripulación de 22 oficiales y 199 oficiales. Aunque fue construido en 1979, no puede considerarse "chatarra". De hecho, su comandante, el capitán de navío Juan Narro, aseguró que "está completamente operativo y listo para cumplir con las tareas que la Marina le asigne".

Helicópteros, aviones

Chile compró en 2004 diez modernos aviones F-16 a Estados Unidos (que aún no llegan), mientras se evalúan ofertas de otro país por 20 a 28 cazas del mismo tipo, pero usados.

En torno al tema, Toledo ironizó diciendo que si Chile compraba estas aeronaves, él adquiriría libros y computadores para su país. Pero más allá de las palabras, firmó un convenio con el gobierno ruso, que permitirá reparar y modernizar 13 helicópteros MI-17.

Además, Toledo pidió al presidente ruso, Vladimir Putin, que autorice la reparación de más aparatos de este tipo y solicitó al congreso aprobar fondos para reparar sus aviones Antonov 4 y Hércules. "Son armas para la paz y el desarrollo", aseguró.

Quizás si en esto tenga razón el congresista Diez Canseco al hablar de chatarra, porque se refiere a adquisiciones hechas por Fujimori a proveedores de la ex Unión Soviética, que a poco andar dejaron de cumplir sus compromisos de servicio técnico. Un caso es el de la empresa Treves Intora, que vendió a Lima 36 aviones de combate MIG-29 y Sukhoi-25, de los cuales hoy sólo está operativa una cuarta parte, según fuentes de prensa.

Nuestros vecinos cuentan, además, con aviones SU-22, helicópteros MI-25 y tanques T-55, entre otros pertrechos bélicos.

¿Hay equilibrio?

Antes de que estallara este nuevo conflicto con Perú, El Periodista consultó al comandante en jefe de la Armada, almirante Rodolfo Codina Díaz, su opinión sobre el equilibrio naval en el Cono Sur. El alto oficial comentó que a partir de 2008, Perú "va a tener ocho (fragatas) Lupo y nosotro, ocho fragatas".

Respecto de Argentina, explicó que "ellos quedarán con un número un poco mayor, 10 buques, pero su antigüedad es de 18 años promedio y nosotros quedamos con una media de 13 años. Hay un equilibrio total".

El problema es que el cálculo de Codina Díaz incluye elementos con los que Chile aún no cuenta, mientras que Perú está mucho más cerca de cumplir sus metas.

En cuanto a una eventual renuncia de nuestro país a fabricar su propio material de defensa, el almirante comentó que "hemos preferido construir buques de mucho menor costo. Hay un programa de construcción (en Asmar) de patrulleros de zona marítima, que son buques de vigilancia de nuestra zona económica exclusiva".
Más allá de esto, lo que sí es un avance es la reciente autorización estadounidense para que Chile pueda contar con misiles Harpoon (arpón), que serán el armamento central de nuestros navíos de guerra. Según Codina Díaz, "tienen un alcance de 125 kilómetros, con un muy buen sistema guiado, que nos merece toda la confianza como armamento".

Las ventajas de Perú

Daniel Prieto Vial es un académico chileno experto en relaciones internacionales y defensa. Según él, la idea peruana de que Chile tendrá la flota más poderosa de América del Sur no tiene sustento, porque el equipamiento bélico peruano es superior al nuestro.

Tal análisis coincide con un reciente informe de The Internacional Institute for Strategic Studies (IISS), según el cual Perú tiene una amplia ventaja de material bélico terrestre, aéreo y marítimo sobre Chile y casi el doble de efectivos movilizados.

Prieto explica que, por ejemplo, cada nave peruana porta ocho misiles Otomat, además de Exocet y otros de última generación, lo que les da un poder de fuego "muy superior" al de las naves que Chile espera, aparte de que su armamento antibuque será de mayor alcance.

Agrega que Perú ya cuenta con diez navíos de guerra con modernos sistemas de armas, a los que deben agregarse las seis corbetas misileras mencionadas antes. Todas desplazan 500 toneladas, pueden operar a 3 mil millas de la costa y portan misiles Exocet y cañones de 76 milímetros.

"Ellos tienen 16 buques de combate y nosotros sólo cinco. Con todo lo que compramos vamos a llegar a ocho en 2008. Por lo tanto, sigue existiendo una superioridad peruana en cantidad y capacidad", dice Prieto, partidario de que Chile llegue a tener doce naves de alta mar.

- ¿Es este un buen momento para subsanar nuestras falencias de defensa, aprovechando quizás los excedentes del cobre?

Así debería ser, pero eso parte por una decisión política. La otra vez, aparentemente el Presidente había dado orden de corregir eso, porque consideraba importante restablecer el equilibrio con Perú para evitar problemas, pero parece que no se hizo nada más de lo ya conocido. Es clave poner todos los sistemas necesarios en las naves recién adquiridas, pues de lo contrario zarparán siendo vulnerables y perdedoras.

En Perú, el especialista en temas militares Andrés Gómez de la Torre, dijo al diario El Correo que la venta de misiles Harpoon a Chile obedece a una nueva política de competencia de la industria de armamento de ese país, preocupada de no perder mercado en América Latina ante la irrupción de otros oferentes, como Israel, Francia, Rusia e, incluso, China. Esa sería la razón, por tanto, de que Washington esté levantando diversos vetos que impedían la venta de armas de última generación a países subdesarrollados.

Agregó que Chile comprará misiles Amram para sus F-16, los que tienen un alcance superior al normal, y que para su Armada, está a punto de adquirir dos destructores del tipo Stuart Fletchet, de última tecnología.

"Estados Unidos no quiere perder el mercado latino, porque Israel, Francia y Rusia están en capacidad de vender armamento de última generación. Es política de competencia", aseguró.

 

Sala de Diálogo
Casos
A 30 años del golpe
Rabie
Cuba
Brasil
Buscador

Ingrese una palabra
Columnistas
Redactores
Regístrese

Reciba en su correo a "El Periodista"

Director: Francisco Martorell
Dirección: José Manuel Infante 1960 - Ñuñoa
Teléfonos: 2046958 - 2046953
director@elperiodista.cl

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine